Raspberry PI – Instalación de Kali Linux

Tutorial Instalación Kali Raspberry Pi

Raspberry PI ofrece una infinidad de posibilidades de uso, pese a su reducida potencia se pueden instalar una gran variedad de sistemas GNU/Linux como por ejemplo Debian, Pidora, Arch Linux o incluso distribuciones basadas en alguna de las anteriores y portadas a ARM. En este caso vamos a hablar sobre la instalación de una de las distribuciones más conocidas en seguridad informática: Kali Linux. Como sabéis es una distribución basada en Debian e incorpora un gran número de herramientas destinadas a la auditoría de seguridad como por ejemplo, sniffers, frameworks de explotación, software de fuerza bruta, herramientas de Man In The Middle e incluso podemos conectar un usb wifi y auditar redes inalámbricas.

Kali Linux tiene, desde hace un tiempo, una versión para placas ARM como la Raspberry PI, para su instalación debemos descargarnos la imagen .IMG del sistema en cuestión. Para ello pincharemos en éste enlace, si miráis un poco más abajo podéis ver las imágenes para Raspberry Pi y Raspberry Pi 2 a parte de otros muchos dispositivos a los que instalar Kali Linux.

Para no tener problemas de espacio recomiendo usar una tarjeta SD mayor de 8gb, aun así para aprovechar todo el tamaño hay que expandir el sistema de ficheros, si no queréis enredaros mucho, usad GParted para ampliar de tamaño la partición del sistema.

Instalación

Los usuarios de Microsoft Windows pueden usar Windows Disk Imager, disponible en este enlace. Una vez descargado e instalado sólo tenemos que seleccionar la imagen y la unidad de destino.

WindowsDiskImager

Los usuarios de GNU/Linux podemos usar directamente el comando dd para volcar la imagen a la tarjeta SD. Si no tenemos claro cuál es la ruta al dispositivo podemos averiguarla de varias formas, la primera y más simple es a través del comando df -h, en el primer campo aparecerá la ruta a la partición que esté montada, en este caso no necesitamos la ruta de la partición, si no la de todo el dispositivo, por tanto, si la ruta a la partición es /dev/sdb1, la ruta del dispositivo entero es /dev/sdb, podréis encontrarlo haciendo un simple ls.

Una vez aclaradas las rutas, lo único que nos queda es copiar la imagen de Kali Linux a nuestra tarjeta SD con el siguiente comando:

 dd if=kali-pi.img of=/dev/sdb bs=512k

Una vez terminado podemos insertar la SD en la Raspberry Pi, conectar el resto de periféricos (monitor y teclado) y enchufar el cargador para encenderla. Si no nos enciende la pantalla cuando le conectamos un monitor HDMI debemos crear el fichero de configuración (config.txt) en la partición del boot, la podemos distinguir rápidamente por ser la partición de menor tamaño en nuestra SD. Este fichero no viene creado por defecto en la imagen de Kali Linux, aun así al arrancar, la Raspberry Pi busca ese fichero.

Una vez arrancado y funcionando nos mostrará una consola, para arrancar el interfaz gráfico introducimos el comando “startx”.