Test Disk: ¿Cómo recuperar datos borrados?

Test Disk es una suite de herramientas destinadas a recuperar datos borrados de una unidad de almacenamiento, ya sean discos duros, tarjetas de memoria, pendrives…

¿Cómo es posible recuperar datos borrados? Al borrar datos en nuestro sistema operativo (click derecho, eliminar) realmente no borramos físicamente el fichero, si no que le indicamos al primer sector del disco duro, que el espacio que contiene nuestro archivo está disponible para ser reescrito ya puede ser con otro archivo, una instalación de un programa o lo que se necesite.

En el caso de no haberse sobreescrito la información «eliminada» en el disco duro, es posible recuperar datos borrados con este software. TestDisk escanea la superficie del disco buscando datos en binario en el espacio «libre» del disco (aunque puedes indicar si deseas recuperar del disco entero , de una partición, del espacio libre…), de este modo puede acceder a esos sectores «borrados» pero que al no estar sobreescritos, siguen estando ahí.

¡Comenzemos!

Nos descargamos TestDisk de su web oficial. Una vez descargado (nosotros nos hemos descargado la versión para GNU/Linux), lo descomprimimos. Tenemos dos opciones, una interfaz gráfica o el modo consola, yo particularmente siempre lo hago por consola,  nos abrimos una consola de comandos y accedemos a la carpeta donde hemos descomprimido TestDisk y nos vamos al directorio de photo-recover. Una vez ahi debemos ejecutar photorec_static con permisos de administrador.

testdisk1a

En mi caso, voy a ver que puedo rescatar de un pendrive muy antiguo, ojo, esto funciona si el pendrive no tiene daño físico, si por alguna razón la tarjeta o el pendrive que queramos rescatar no nos lo reconociese el ordenador, este programa tampoco la reconocería y le resultaría imposible recuperar datos borrados. En la primera pantalla que nos aparece elegimos el dispositivo al que queremos realizar la recuperación. Recordamos que para manejarnos en esta pantalla usaremos las teclas de dirección, intro y espacio(seleccionar y deseleccionar) para movernos por las distintas opciones del menú.

testdisk2a

En la siguiente pantalla nos encontramos con las diversas configuraciones que podemos aplicar en TestDisk. Podemos elegir si queremos recuperar de una partición en concreto o en el disco entero. En el menú de abajo podemos entrar en Opciones y Opciones de Fichero.

testdisk3a

En el menú Opciones podemos seleccionar entre otras cosas que nos recupere los archivos corruptos o el «Expert Mode» que nos añade algunas funcionalidades como forzar el tamaño de bloques y el desplazamiento (offset).
El modo «Paranoid» está habilitado por defecto, esto revisa los archivos recuperados y descarta los archivos inválidos. Si activamos «bruteforce» nos recuperarán mayor cantidad de archivos fragmentados y además es un proceso que requiere mucho coste de CPU, lo notarás en temperatura, así que si es un ordenador muy antiguo, no te recomiendo esta opción.
La opción «low_memory» lo debes usar en el caso que tu sistema no cumpla los requisitos mínimos de memoria o se cuelgue haciendo el proceso de recuperación.

testdisk-filetypes

En File Opt podemos seleccionar las extensiones de los ficheros que queremos que nos recupere, así no nos resultaría tan aparatoso si por ejemplo queremos recuperar un .pdf en concreto, o un archivo .doc o .docx de Microsoft Word, sin necesidad de tener que rescatar todos los archivos de cualquier tipo que figuren en el disco.
Una vez hecho esto le damos a «quit» para volver al menú principal y le damos a la opción «Search».

testdisk-selecfilesystem

 Ahora Photorec nos pide que le indiquemos el sistema de ficheros y el directorio donde los datos van a ser guardados. Seleccionamos la carpeta y listo.

testdisk-libreodiscoentero

Ahora seleccionamos si deseamos recuperar datos borrados en el espacio libre del disco, o en el disco entero, en este caso solo seleccionaré el espacio libre. Hecho esto escaneará la superficie del dispositivo que le hayamos indicado, podemos ver mientras realiza el proceso como va rellenando el directorio de destino con los archivos que va recuperando. El tiempo depende del tamaño del disco y de la velocidad del ordenador en el que se esté ejecutando. Al terminar el proceso podremos comprobar que los archivos no conservan su nombre original, al ser rescatados directamente de la superficie del disco, TestDisk genera un nombre para recuperar el archivo, así que una vez haya terminado, nos toca a nosotros la ardua tarea de identificar lo que necesitemos de lo recuperado y borrar el resto. Espero que esto pueda servirle a alguien que haya borrado su disco por error cuando contenía información preciada dentro.